Lavavajillas Siemens con Zeolitas

Lavavajillas Siemens con Zeolitas

Lavavajillas SIEMENS con secado por ZEOLITAS

SI, los lavavajillas con Zeolitas son los que más energía ahorran.
SI, son los que menos tiempo consumen.
SI, son los que mejor secan.
SI, son Siemens.
Siemens, siempre ligado a la innovación, desarrolla productos para obtener resultados al más alto nivel. En esta ocasión, lo consigue gracias a la utilización de un recurso natural llamado Zeolitas e incorporándolo en la fase de secado de los lavavajillas. Este mineral, que absorbe la humedad de su alrededor de forma natural y desprende calor, consigue reducir el consumo de estos lavavajillas hasta un 20% respecto a la clase A. La vida útil de las Zeolitas es igual a la del lavavajillas y no precisan de mantenimiento o cambio de ningún tipo ya que se regeneran en cada fase de lavado.

Un innovador sistema de secado por Zeolitas ha ganado el Premio a la Protección del Clima y el Medio Ambiente en la categoría de productos y servicios innovadores en el campo de la protección del clima. Equipados con este sistema, los lavavajillas Speedmatic de Siemens son un 20 % más eficientes que los aparatos de categoría de eficiencia energética (A). Su consumo mínimo de agua - 10 lts. en lugar de 14 lts. por ciclo - también establece un nuevo récord. Los ingenieros de BSH Bosch y Siemens Electrodomésticos son los primeros en adoptar esta tecnología completamente nueva.
En el interior del lavavajillas son los minerales especiales que generan calor adicional. Esto reduce el programa de 50° a menos de dos horas, que es alrededor de 30 minutos menos de lo necesario por el lavavajillas convencionales. Como resultado, los lavavajilas Speedmatic son los más rápidos. Este calor adicional es generado por las Zeolitas, minerales de alumino-silicato con una superficie muy grande y estructura microporosa. El lavavajillas aprovecha la capacidad de este mineral para absorber hasta un 40% de su peso seco en agua y, en el proceso, emiten calor. De la misma manera, liberan el agua cuando se calienta. Durante el ciclo de secado, el aire caliente y húmedo se introduce en un recipiente debajo de la cámara de lavavajillas, que contiene 1,15 kg de pequeños gránulos blancos Zeolíticos. Estos absorben la humedad y liberan aire caliente y seco, por lo tanto acortan sustancialmente el ciclo de secado. En el siguiente ciclo de lavado, el granulado se calienta para eliminar la humedad. La vida útil de las Zeolitas es muy superior a la del lavavajillas.
Gracias a su mayor eficacia, el nuevo lavavajillas ayuda a ahorrar energía y reducir así las emisiones de CO2. Si todos los lavavajillas con un consumo de energía de más de 1,3 kWh por ciclo fuesen  reemplazados por aparatos ultra-eficientes con el secado Zeolítico, el ahorro sólo en Alemania ascendería a más de 1,2 millones de toneladas de CO2 al año que corresponde a la cantidad de C02 producidas por aproximadamente 600.000 vehículos de pasajeros, cada uno conduciendo 15.000 kilometros al año.