¿Sabes cómo limpiar tu campana extractora?

¿Sabes cómo limpiar tu campana extractora?

¿Sabes cómo limpiar tu campana extractora?

 

Si cuando enciendes la campana extractora de tu cocina solo escuchas un tremendo ruido, puede que sea el momento de limpiarla. Limpiar la campana extractora con la frecuencia adecuada es fundamental para que funcione correctamente, pues la suciedad se irá acumulando en los filtros y es probable que no obtengamos el efecto para el que están diseñadas.
 
Si los filtros están obstruidos por la grasa acumulada, la campana dejará de hacer su función, y como resultado será un gasto inútil de corriente eléctrica - por eso en este post queremos explicarte cómo mantener tu campana extractora limpia para beneficiarte de su utilidad por completo en tu hogar. 
 
 

Función de la campana extractora

 

 

La campana, esa gran olvidada de la cocina pero a la vez fundamental para preparar nuestras comidas en un entorno limpio y fresco. Su papel es el de absorber la grasa que desprenden los alimentos al ser cocinados, mientras que va renovando el aire. Es un electrodoméstico algo olvidado, pues no goza del mismo glamour que otros, pero es sin duda esencial en cualquier cocina.

 
Gracias a la campana, desaparecen los humos y los malos olores - no se podría cocinar si no fuera por ella. Y, ¿cómo funciona una campana? Encontramos dos tipos principales, aquellas que funcionan por extracción, es decir, conducen el humo hacia el exterior; y las que funcionan por recirculación, cuando extraen los vapores hacia un filtro de carbono para después volver a redirigir el aire ya limpio hacia la cocina.
 


Cómo limpiar los filtros de la campana

 
Según algunos estudios científicos, la cocina es el lugar con mayor porcentaje de contaminantes del hogar - ya que en ella se dan situaciones de humedad y calor que favorecen la aparición de microorganismos. A menudo, las limpiezas pueden quedarse en lo superficial, pero es importante llevar a cabo limpiezas más profundas para prevenir la aparición de estos microorganismos que pueden ser nocivos para nuestra salud.  Si bien es cierto que limpiar la campana puede ser una de las tareas más tediosas, a continuación te explicaremos algunos trucos para hacerlo de la forma más práctica posible:  
 
¿Sabías que la mayoría de los filtros se pueden introducir dentro del lavavajillas? Probablemente la opción más cómoda. Recomendamos que hagas un programa de lavado solo para ellos, debido al exceso de grasa que puedan contener los filtros.
 
Otra opción es introducir los filtros en un balde con agua hirviendo y amoníaco - déjalos varios minutos y enjuágalos después.
 
Puedes probar introduciendo los filtros en una olla con agua hirviendo, mientras añades bicarbonato sódico lentamente, con cuidado de que no desborde. Poco a poco la grasa se ira ablandando y desapareciendo del filtro.

Recuerda proteger tus manos con guantes, y si puedes protege tus mucosas también con la ayuda de una mascarilla para evitar respirar los químicos.  

 

Tipos de campanas 

 
Seguramente te hayas dado cuenta que el diseño de las campanas extractoras ha evolucionado a lo largo de los últimos años, y ahora existen modelos modernos y prácticos que se adaptan a todas las necesidades. Existen campanas decorativas, campanas extractoras telescópicas, campanas de isla, convencionales o campanas integrables.  
 
Tanto si tu campana utiliza filtros de acero inoxidable, como si son de aspiración perimetral, lo más recomendable es limpiarlos una vez al mes aproximadamente. De esta manera, conseguirás que la campana haga su trabajo, y lo haga de la forma más silenciosa y eficiente posible.  
 
Si tu campana necesita un recambio, o estás pensando en cambiarla, en Clickelectrodomésticos encontrarás una gran variedad de modelos y precios. Además te la podemos llevar a casa y dejártela instalada - aquí puedes leer más información sobre nuestros servicios de instalación de campanas extractoras.