Nuevas lavadoras Bosch con función secado

Nuevas lavadoras Bosch con función secado

Bosch presenta las lavadoras Logixx 7 con función secado

Las primeras que añaden aire caliente y frío para secar. Las nuevas lavadoras Logixx 7 de Bosch combinan la mejor tecnología de lavado con un secado final a base únicamente de aire caliente y frío. Se consigue así secar de manera perfecta hasta 4 kg de colada con la máxima delicadeza. Las nuevas lavadoras Logixx 7 cuentan con un módulo de secado por condensación que aplica aire caliente para extraer la humedad de la ropa y aire frío para condensarla en agua, la cual se evacua por el desagüe.Una auténtica novedad mundial.

Tambor VarioSoft.
Su exclusivo diseño en forma de gotas de agua en la superficie y sus palas asimétricas son capaces de variar la intensidad mecánica en función del sentido de giro. Se facilita así una máxima flexibilidad, acorde con el programa seleccionado y las prendas en el interior de la lavadora.

Lavado eficiente.
El consumo energético alcanza los 1,19 kWh en el ciclo de lavado en condiciones norma de lavadora, es decir 0,17 kWh/kg.
Esto significa un 10% menos que la clase A de lavado.

En un solo ciclo lava, centrifuga y seca hasta 4 kg de ropa
Combinando la tecla “Secar” junto con los programas de lavado Resistentes/Algodón, Color Eco, Sintéticos, Mix Rápido, o PowerWash 60’, se obtiene de manera automática y sin interrupción un secado completo con unos resultados impecables.
También de manera automática, las pelusas que se hayan podido liberar durante el secado son arrastradas por el desagüe.
Esta operación es igualmente seleccionable de modo individual mediante el programa “Retirar pelusas”.

Utiliza solo aire para secar y condensar
Las lavadoras Bosch con función secado utilizan la misma tecnología de secado que las secadoras de condensación. Hasta ahora no había sido posible integrar esta tecnología en una lavadora, algo que Bosch consigue por primera vez marcando un hito en la historia del lavado. Seleccionando la función secado, se aplica aire caliente para extraer la humedad de la ropa, y aire frío para condensar dicha humedad en agua que precipita y se expulsa por la red de desagüe.