Receta: Cordero Asado

Receta: Cordero Asado

Ahora que se acercan estas fechas tan señaladas, motivo de reunión con familiares y seres queridos, es la mejor ocasión para demostrar que somos unos auténticos “Master Chef” y que todos nuestros comensales queden entusiasmados. Desde Clickelectrodomésticos os proponemos un plato clásico con el que podréis presumir cuya elaboración es muy sencilla. Lo más importante es la calidad de la materia prima, dado que solo lleva un ingrediente protagonista, el cordero lechal o lechazo (el recental también valdría, pero el sabor, la textura y la jugosidad del lechal es inigualable).

Lo ideal sería de disponer de una cazuela de barro, dado que la receta es la tradicional segoviana, y la porosidad de la cazuela puede dar una textura mejor al asado, pero en todo caso, nos es válido cualquier recipiente.

Ingredientes:

  • - Cordero Lechal (calcular un cuarto para cada dos personas).
  • - Sal gorda.
  • - Un vaso de agua.

Preparación:

Debemos de tener el horno precalentado a unos 180º.

Metemos el cordero en la fuente que hayamos seleccionado, echamos el vaso de agua para que cubra la superficie. Tened en cuenta colocar la parte interior de las costillas para arriba y posteriormente le echamos la sal.

Una vez metido bajamos la temperatura a unos 160º, seleccionando la opción de arriba y abajo sin ventilador y dejaremos alrededor de una hora*.

Transcurrido ese tiempo daremos la vuelta y volveremos a echar sal y le daremos un punto más fuerte de horneado subiendo la temperatura a 180º otra vez, con esto conseguiremos que la piel quede bien doradita y crujiente, lo tendremos alrededor de otra hora* aproximadamente.

Para servir los sacaremos directamente en el recipiente que lo hemos cocinado, y siempre puedes acompañarlo con unas patatas panaderas, mi perdición, o una ensalada clásica.

Como os comentaba, la receta es bien sencilla y la podemos realizar sin ninguna dificultad. La clave es la calidad del cordero y ponerle un poco de “mimo” al realizarlo, espero que os haya gustado.

Después de haber comido semejante manjar, lo que menos nos apetece es ponernos a limpiar el horno, por lo que os recomiendo echarles un vistazo a nuestra gama de hornos pirolíticos, los cuales nos facilitan las labores de limpieza.

Felices Fiestas de parte de Clickelectrodomesticos.

(*) Los tiempos pueden variar en función del peso del cordero, debemos de mirar de vez en cuando para que no nos quede demasiado seco y se eche a perder.