¿Qué es AquaSensor?

Un sensor de infrarrojos detecta la suciedad y cambia el agua sólo en el caso de ser necesario, hasta que la higiene es total. Gracias a este sistema, sólo se consume el agua y la energía precisa, pudiendo ahorrar hasta un 25% de agua, en cada lavado.