Al microondas...

Al microondas...

En la década del Smart Tv, internet, etc, uno de los electrodomésticos que sigue ahí reinventándose es el microondas. Revolucionaron nuestras cocinas hace ya bastantes años y se convirtieron en un imprescindible.

Ocupan poco espacio, tienen un fácil manejo y podemos encontrarlos en viviendas donde aún no haya entrado otros electrodomésticos como la secadora, por ejemplo, pero… ¿alguien puede plantearse una casa sin microondas?

Algo tan sencillo como calentar un vaso de leche, calentar un plato o descongelarlo supondría hoy en día un problema si no existiera en el microondas en casa.

Ese pequeño electrodoméstico que llegó para quedarse y mejorar nuestro día a día lo encontramos en diferentes acabados, blanco color estrella, inox el más actual. Los tamaños también varían en función de las capacidades, van desde los 21 litros a 23, 28 etc.

Su uso también varía en función de las prestaciones, desde el habitual que se limita a calentar y descongelar pasando por lo que disponen de grill para gratinar platos y los de convección que suelen ser más grandes y que se convierten en pequeños-grandes hornos cocinando más rápido que los hornos tradicionales.

Aunque con los años se le han ido sumando también detractores que consideran que tienen más inconvenientes que ventajas para la salud, ahí están, ahí siguen para hacernos la cocina más sencilla.



Productos relacionados