Cocinar en el horno

Cocinar en el horno

Cocina en el horno de manera sencilla y saludable

¿Eres de los que utiliza el horno para guardar sartenes, moldes...y por la pereza de sacar todo no cocinas en él? ¿No te atreves a cocinar en un horno porque te parece complicado? ¿Utilizas el horno a menudo, pero quieres conocer pequeños trucos?

Si has contestado sí a alguna de estas preguntas, ¡esto es para ti!

El horno es una excelente forma para preparar asados de carne, pescados, pizzas o postres de forma fácil y saludable.

Usar un horno es una tarea sencilla e intuitiva. Pero, por si acaso, te dejamos algunos consejos y prácticos trucos para que aproveches al máximo tu horno y prepares platos para chuparse los dedos.

¿Qué función utilizo?

No cabe duda de que el primer paso debe ser conocer a fondo tu horno. Para ello, además de leer las las instrucciones correspondientes, debes aprender a través de la experiencia que se adquiere con el uso. No pasa nada si la primera vez no sale bien.

En primer lugar, cada nivel del horno tiene un diferente impacto por lo que es fundamental entender para qué son útiles cada una de las posiciones:

- El nivel superior es el mejor nivel para cocinar rápido y concentra mayor cantidad de calor. Es perfecta para gratinar o dorar sólo una superficie.

- El nivel medio es bueno para cocinar a una temperatura moderada. Esta altura generalmente es la se utiliza para cualquier comida que necesite una cocción pareja y en tiempo prudencial.

- El nivel inferior del horno es el mejor para cocinar lentamente y a bajas temperaturas. La podemos utilizar cuando queremos calentar o entibiar una comida.

Por otra parte, no todos los alimentos se deben cocinar con la misma función. Si en tus recetas solo encuentras temperatura y tiempo recomendados de horneado, aquí te detallamos las funcionalidades básicas de cualquier horno:

- El Grill permite gratinar y asar platos pequeños.

- La función de Aire Caliente permite cocinar en dos niveles al mismo tiempo sin que se mezclen sabores ni olores.

- La unión de ambos, elGrill con Aire Caliente, también gratina y asa; pero permite cocinar piezas grandes.

- La función deCalor Superior/Inferior es la más conocida y, por ello, la más usada. Permite cocinar en un nivel y que los platos queden perfectamente cocinados por ambos lados.

- Utilizar el Calor Inferior es la mejor idea para preparar recetas al baño maría, platos confitados, hacer arroz al horno, e incluso dorar galletas.

- Con la Cocción Lenta puedes cocinar platos de forma lenta en recipientes abiertos.

- Algunos hornos incorporan la función Conservar Caliente que permite mantener los platos calientes dentro del horno una vez se ha cocinado.

- Si necesitas precalentar el horno en poco tiempo, utiliza el Calentamiento Rápido.

- El Vapor adido o el Vapor 100% ayudan a conseguir platos tiernos y jugosos.

- Si tienes un horno con función Microondas incorporada podrás reducir a la mitad el tiempo de preparación de tu plato.

- Aprovecha también el horno para Descongelar ya que los alimentos se descongelaránsin resecarse ni deformarse gracias a la humedad que proporciona el horno.

- Y por supuesto, no te olvides de limpiar. El sistema Pirolisis limpia y desinfecta tu horno por ti.

Cada alimento se cocina a una temperatura determinada

Cada alimento es diferente y, por tanto, debe cocinarse de manera distinta. Esto también se aplica a la temperatura.

Te dejamos unos pequeños apuntes para que ajustes tu horno al alimento que quieras preparar. No obstante, te aconsejamos que sigas siempre las indicaciones de las recetas:

- Los platos asados como el pollo, las pizzas, carnes y pescados deben cocinarse entre 230ºC y 200ºC.

- Para la repostería,  la temperatura correcta es de 180ºC. 

- Los estofados se cocinan a temperatura media (150ºC).

- Si quieres deshidratar verduras o frutas, hazlo a 80ºC.


Además de seguir estas directrices recuerda que debes reducir el calor en los hornos de convección ya que hacen que el calor fluya durante su uso, lo que provoca que los alimentos se cocinen más rápido que un horno convencional.

Sea la temperatura que sea la que debas utilizar, es importante también precalentar el horno antes de hornear. Esto asegura que el horno esté a la temperatura correcta a la hora de empezar a cocinar.

El horno cocina de manera saludable

Sí, ya has visto que el horno es más sencillo de lo que parece y que, además, te abre un mundo de posibilidades para cocinar.

Si a eso añadimos que cocinando en horno estás cuidando tu salud y preparando exquisitas recetas, este electrodoméstico se hace indispensable en tu cocina y en tu día a día. Y es que, entre otros, el horno aporta los siguientes beneficios:

- Los nutrientes permanecen y no se diluyen, consiguiendo que se guarde todo el sabor original del producto, además de sus propiedades, y que se reduzca la cantidad de grasa y condimentos que normalmente utilizamos.

- El calor constante, la temperatura regular y la cocción lenta, permiten obtener pieza apenas cocidas, que se deshacen en el tenedor. Prueba a preparar un rico salmón y lo comprobarás.

Consejos para aprovechar al máximo tu horno

Función, temperatura, cocina sana. Si quieres que tus platos salgan coom deben también debes seguir una serie de consejos. Seguro que hay muchos más, aquí te dejamos algunos de los más relevantes o llamativos.

El primero de ellos es que mantengas tu horno limpio para evitar dejar olores de lo que has cocinado y para eliminar restos quemados que resten calor. 

Jamás se debe abrir la puerta del horno durante los primeros 15/20 minutos de cocción (salvo que estés gratinando) ya que los golpes de aire perjudican la cocción. Además, durante el proceso es mejor que abra la puerta del horno durante tiempos cortos y la menor posible de las veces.

Y si hablamos de consejos de cocina

- Realiza cortes transversales en la carne o el pescado para que el calor penetre mejor.

- Para evitar que cualquier plato se reseque en exceso, introduce un recipiente con agua en el horno. Esto proporcionará un mayor grado de humedad en su interior. 

- Las verduras pueden trocearse para que el tiempo de asado sea menor.

- Este es un truco llamativo para que un bizcocho no se deformey suba por todas partes igual: clava un macarrón en el centro de la masa antes de meterlo a cocer. 

Lo hemos dejado para el final porque parece evidente, pero ¡lo primero es tener un buen horno! En nuestra tienda de electrodomeśticos online contamos con hornos de sobremesa, hornos pirolíticos, hornos convencionales y hornos de vapor de las mejores marcas.

¡A cocinar!




Productos relacionados